Un bestial vehículo blindado

Un bestial vehículo blindado

Roshel Defence Solutions es una compañía canadiense dedicada a la fabricación de vehículos blindados, como es el caso de este Roshel Senator ARV. Est

Roshel Defence Solutions es una compañía canadiense dedicada a la fabricación de vehículos blindados, como es el caso de este Roshel Senator ARV.
Este ARV (Armored Rescue Vehicle), es una bestia diseñada para ejercer tareas de rescate, de respuesta táctica u operaciones de alto riesgo y de tipo SWAT. Disponible de 2 ó 4 puertas e incluso con una rampa hidráulica trasera, es utilizado en Norteamérica por equipos SWAT y de respuesta especial, en situaciones con hostiles o con rehenes, de amenaza terrorista o en caso de emergencia ante desastres naturales, entre otras cosas.

El vehículo está diseñado para aguantar todo tipo de impactos, gracias a planchas de acero balístico de grado
militar, cristales resistentes a munición de calibre 50 capaces de aguantar múltiples impactos o un suelo de una única pieza ideado para aguantar la onda expansiva de una explosión.
Debajo del capot monta un motor de 6.7 litros turbodiésel y tracción a las cuatro ruedas, basado en una “plataforma comercial”, por lo que goza de un gran número de piezas de recambio disponibles y permite un mantenimiento sencillo y con un costo relativamente bajo.
Equipamiento y accesorios
Además, cuenta con aberturas para poder abrir fuego con armas desde el interior (al estilo de las aspilleras medievales), trampillas para evacuación del vehículo en caso de emergencia, una torreta superior o equipamiento específico en función de los requerimientos de cada misión en concreto.

Podría equipar por ejemplo una pala delantera antibarricadas o una escalera hidráulica.
Roshel trae sistemas como el CBRN (Chemical, biological, radiological and nuclear), que propone un vehículo estanco cuyo sistema de aire acondicionado tiene filtrado de aire propio, lo que evita que los ocupantes del vehículo tengan que equiparse máscaras de gas en caso de un ataque químico o biológico. Además, también hay detectores de radiación o toxicidad.
Por supuesto no faltan opciones como un cabestrante eléctrico para las operaciones en campo abierto, sistema de
iluminación de emergencia, equipo de radio, sistema de vigilancia perimetral por vídeo (de 360 grados) con cámara
térmica e infrarroja de alto alcance, etc… Y toda esta información, además, puede ser retransmitida a tiempo real a un centro de mando.

El Senator ofrece una buena altura libre al suelo y puede transportar entre 10 y 12 personas cargadas de equipamiento y, tal y como afirman sus creadores, la corta batalla de 3,3 metros permite al vehículo moverse en ciudad sin demasiado problema.

COMMENTS