El futuro de la industria automotriz pasará por las soluciones de movilidad

El futuro de la industria automotriz pasará por las soluciones de movilidad

El cliente dejará de ser un comprador de un vehículo, para pasar a ser el comprador de un abono al cual accederá por una aplicación en el celular.

El cliente dejará de ser un comprador de un vehículo, para pasar a ser el comprador de un abono al cual accederá por una aplicación en el celular.

Según un estudio de PwC Strategy, la automatización y la movilidad compartida transformarán la fuerza laboral y la producción de la industria automotriz para 2030.
La producción de vehículos se dividirá entre los de consumo masivo – en su mayoría, por encargo y con mínimos servicios que se alquilarán por viaje – y los personalizados para quienes aún deseen conducir, o ser conducidos, en su propio vehículo.
PwC Strategy espera que esto requiera que los fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés) desarrollen rápidamente dos tipos de fábrica diferentes. La primera, se dedicará a vehículos estandarizados, con tecnología Plug and Play, destinados a conductores urbanos jóvenes. Estos –utilizados solamente para llegar de un punto a otro- representarán por lo menos el 30% del mercado en Europa.


El segundo modelo, flexchampion, producirá vehículos personalizados para un rango de consumidores, similar al mercado de lujo actual.
El estudio estima que este cambio alterará radicalmente la fuerza laboral actual a medida que los robots empiecen a hacerse cargo de una porción mayor del trabajo, tanto en las líneas de montaje como en I+D. Se estima que se necesitarán entre el 40 y el 60% de los trabajadores de oficios contemporáneos que hay en la actualidad en los talleres de fabricación, mientras que se necesitarán el 90% de ingenieros de datos y de software.
“El modelo de la industria automotriz será muy distinto al actual. Los OEM, deben comenzar a construir la fuerza laboral que necesitarán durante la próxima década, contratando personas con las habilidades adecuadas, reteniendo y capacitando a sus empleados actuales. Para 2030, la cantidad de ingenieros de datos en la planta flexible  se duplicará y aumentará a un 80% en las plantas de tecnología Plug and Play, mientras que los ingenieros de software aumentarán en un 90% y 75% respectivamente”, comenta Ariel Fleichman, socio de PwC Strategy Argentina.
El estudio también observa que el cambio se acelerará en otras áreas, lo cual provocará que el tiempo entre I+D y la producción se reduzca a dos años, comparado con los 3-5 años actuales. También aumentará la competencia a los OEM por parte de las compañías de tecnología, que podrán brindar soluciones de movilidad como servicio
directamente a los consumidores. Al mismo tiempo, habrá una presión cada vez mayor sobre los fabricantes para que generen procesos de producción más rentables para adaptarse a una variedad cada vez más diversa de vehículos y diseños.

“El sector no está ajeno a la era del cambio permanente que vive el mundo de los negocios. Las automotrices no dejarán de vender autos, pero ya no será el cliente particular quien los compre`. ¿Por dónde pasará el negocio? Soluciones de movilidad (car sharing). Las montadoras argentinas están siguiendo los lineamientos globales, si bien todavía se encuentran en una etapa incipiente, están yendo hacia allí. El cliente dejará de ser un comprador de un vehículo, para pasar a ser el comprador de un abono (uso temporario, alquiler, o alguna otra opción de “uso compartido”), al cual accederá por una aplicación en el celular” finaliza Jorge Zabaleta, socio de PwC Argentina, líder de la industria automotriz.

COMMENTS